Saltear al contenido principal
Entrevista A Iñigo Mujika

Entrevista a Iñigo Mujika

Entrevista a Iñigo Mujika

Por Nico Gil

¿Quién es Iñigo Mujika como persona?

Alguien a quien le gusta disfrutar de los pequeños (y los grandes) placeres de la vida, entre los que destacan la compañía de familiares y amigos, el deporte, los viajes, el cine y la música. Incluso lo que se suele llamar trabajo, lo hace por placer.

Eres una de las figuras más referentes a nivel mundial, en términos de investigación sobre fisiología y entrenamiento deportivo. ¿Cómo nace esta inquietud por saber que sucede y cómo funciona nuestro cuerpo de cara a mejorar nuestro rendimiento?

Durante mis estudios en el IVEF (Instituto Vasco de Educación Física) tuve como profesor de fisiología humana primero y de fisiología del ejercicio después al gran Sabino Padilla. Él fue quién encendió la llama durante sus clases, y quien me abrió la puerta para hacer un doctorado en Biología del Ejercicio Muscular en Francia. Durante la realización de aquel doctorado, en el que aprendí de grandísimos profesores y estudié las adaptaciones al entrenamiento en nadadores de alto nivel en colaboración directa con sus entrenadores, me quedó claro que había acertado en la elección del camino que quería seguir.

Me atrevería a decir que cuentas con mucho más prestigio, valoración y reconocimiento fuera, que dentro de nuestro país. ¿Es esto cierto, y a qué crees que se debe?

No sé si es cierto o no, y la verdad es que me importa poco o nada. Yo he ido desarrollando mi carrera donde y como he creído conveniente en cada momento. Es posible que haya elegido caminos poco habituales, pero la valoración que los demás puedan hacer de mi carrera no depende de mí.

Exactamente ¿qué valores o funciones analizas para que un deportista se vuelva más eficiente, más rápido, más fuerte, más resistente?

Evidentemente esto requiere un análisis en profundidad del deporte en cuestión, del deportista, del entorno en el que trabaja, de sus cualidades y sus limitaciones, etc. Se trata en definitiva de identificar las claves que se asocian con el rendimiento, y buscar la manera de mejorar todas o alguna de esas claves. Por ponerte un ejemplo, cuando estuve trabajando como responsable de I + D en Lezama, sede del fútbol base del Athletic Club, toda mi actividad se centraba en entender la evolución de los jugadores a lo largo del tiempo, entender las exigencias del juego y los factores determinantes del rendimiento, cuantificar las cargas de entrenamiento para asegurar una progresión a medio y largo plazo, optimizar el tiempo de entrenamiento a través de una individualización relativa, y por supuesto, limitar al máximo el riesgo de lesión de los jugadores. Dentro de ese marco, se pueden hacer multitud de análisis e intervenciones que contribuyan a la mejora del rendimiento a corto, medio y largo plazo.

Paralelamente a tu labor de investigador, has ejercido como entrenador en las tres disciplinas que componen el triatlón ( natación, ciclismo y carrera ) ¿cual dirías que es la actividad aeróbica por excelencia, en términos de demanda metabólica y beneficios para la salud (aunque podrías considerar el remo o esquí de fondo 🙂 ) ?

A nivel fisiológico, cualquier actividad deportiva que se prolonga en el tiempo más allá de unos pocos segundos, tiene una contribución del metabolismo aeróbico importante, tanto mayor cuanto más prolongada sea la actividad. Desde ese punto de vista, cualquier deporte de resistencia es predominantemente aeróbico y beneficioso para la salud, independiente del modo de locomoción (natación, ciclismo, carrera a pie, remo, esquí, piragüismo, patinaje, etc.). Dicho esto, tenemos que cambiar la creencia general de que solo el ejercicio aeróbico es beneficioso para la salud. Bien al contrario, tanto el entrenamiento interválico (o intermitente) de alta intensidad como el entrenamiento de fuerza son también muy necesarios y beneficiosos para la salud, sobre todo en edades avanzadas.

Continuando con la temática anterior, ¿hasta qué punto el entrenamiento en general , puede considerarse saludable ? O planteado desde otra manera, es sano el alto rendimiento?

El ser humano ha evolucionado para el movimiento y el ejercicio, no para el sedentarismo, que es la mayor lacra y la pandemia más grave de nuestros días. En este sentido, cualquier tipo de entrenamiento que se lleve a cabo siguiendo unos criterios básicos es beneficioso para la salud. Y esto se aplica también al alto rendimiento. Hay que tener en cuenta que el perfil de actividad de los deportistas de alto rendimiento es el más parecido al de nuestros ancestros; por lo general, estos deportistas siguen planes de entrenamiento bien diseñados que buscan optimizar adaptaciones fisiológicas y evitar lesiones, siguen (o deberían seguir) una alimentación saludable, tienen la mejor supervisión médica, etc. Quien dice que el alto rendimiento quita años de vida se equivoca por completo: hay multitud de estudios que demuestran que los deportistas de alto rendimiento tienen mayor longevidad y mejor calidad de vida que el resto de la población.

Has trabajado y asesorado a diferentes y destacadas federaciones e instituciones deportivas. ¿Qué transmites como entrenador y qué aprendes de atletas como Eneko Llanos, Mireia Belmonte, etc. ?

Bien sea como entrenador o como fisiólogo del deporte intento que el entrenamiento y todo lo que le rodea (la recuperación, la alimentación, el sueño, etc.) tengan un fundamento científico. En ocasiones hay que dejarse guiar por la experiencia o la intuición, pero la base del proceso de preparación debe sustentarse sobre fundamentos científicos sólidos. Para mí lo más importante es hacer las cosas básicas extraordinariamente bien, no hacer cosas extraordinarias de cualquier manera. O dicho de otro modo, en palabras de un entrenador de natación estadounidense, lo más importante es que lo más importante siga siendo lo más importante.Los grandes deportistas son siempre una fuente de aprendizaje y de inspiración: nadie entiende los fenómenos de adaptación mejor que ellos mismos, y escucharles es fundamental a la hora de guiar el proceso entrenamiento.

Hoy en día están en auge cantidad de dispositivos que miden nuestra frecuencia cardíaca, cadencia de pasos o brazadas, vatios que movemos en la bici, distancias y dificultades recorridas, etc. ¿Qué opinas al respecto, teniendo en cuenta que, actualmente parecemos estar más pendientes y condicionados a estos gadgets, en vez de conocernos mejor, sentir nuestro cuerpo y confiar en nuestra intuición?

Yo creo que hay que conocer los objetivos de cada deportista a la hora de evaluar hasta qué punto estos aparatos pueden ser necesarios, útiles o totalmente innecesarios. Si buscamos rendimiento en competición, podemos considerarlos herramientas útiles de cara a la preparación. Si estamos siguiendo un programa de ejercicio con objetivos de salud marcados por especialistas de la actividad física y el deporte, también. Si nuestro objetivo no es otro que disfrutar del deporte, incluso si entrenamos duro cuando nos apetece, no creo que nada de esto sea necesario. Incluso en el ámbito del alto rendimiento, a mí me gusta que el deportista conozca y entienda los objetivos de la sesión, y que sepa adaptar su nivel de esfuerzo en función de esos objetivos. En ocasiones estas herramientas van a facilitar la consecución de dichos objetivos, o incluso ser necesarias, pero pienso que cuando se crea una dependencia excesiva de las mismas tenemos un problema.

Algunos de tus estudios, analizan el entrenamiento de fuerza para la mejora en los deportes de resistencia. Explícanos cuál es la importancia de aplicarnos en esta capacidad y qué métodos, tipo o fórmulas de entrenamiento, deberíamos utilizar en nuestras series en el gimnasio, a nivel amateur 🙂 ?

Tradicionalmente, la gran mayoría de deportistas de resistencia no lleva a cabo entrenamiento de fuerza, a pesar de que en los últimos 20-25 años se ha ido acumulando evidencia científica que demuestra su utilidad tanto para la prevención de lesiones como para la mejora del rendimiento. En cuanto a la prevención de lesiones, el entrenamiento de fuerza es mucho más eficaz que los estiramientos (que de hecho, no sirven como método de prevención de lesiones) o los ejercicios de propiocepción. En cuanto a la mejora del rendimiento, ésta se produciría por una conversión de fibras rápidas puras hacia fibras intermedias resistentes a la fatiga, así como un aumento de la fuerza muscular, de la velocidad de producción de fuerza y de la rigidez musculotendinosa, que repercuten de manera positiva en la potencia muscular y la eficiencia mecánica. Todo esto se puede conseguir en 10-12 semanas de entrenamiento de fuerza, con un par de sesiones semanales, y realizando 2-3 series de ejercicios que involucren los grupos musculares similares a los de nuestro deporte de resistencia. Eso sí, las cargas deben ser altas y hay que intentar hacer la fase concéntrica del ejercicio a alta velocidad. Durante el periodo competitivo deberíamos mantener al menos una sesión de fuerza semanal, incluso si llevamos a cabo una sola serie de cada ejercicio, si no queremos que las ganancias de fuerza conseguidas previamente, así como sus beneficios sobre el rendimiento, vayan desapareciendo paulatinamente.

Correr está de moda, y los runners amateur parecen no conformarse con sus marcas, con las distancias, con las clasificaciones.… ¿Qué opina uno de los mayores expertos del mundo en términos de estudios específicos , acerca del sobre-entrenamiento ?

Es posible que el sobreentrenamiento sea un problema mayor en deportistas aficionados que en deportistas de élite. En el caso de los aficionados, muchas veces entrenan sin ningún tipo de planificación, sin asesoramiento de especialistas, o guiándose por planes de revistas y páginas web. Además deben compaginar su afición con su trabajo y obligaciones familiares y sociales, con lo cual el tiempo de recuperación, que es cuando se producen las adaptaciones al entrenamiento, se reduce. Todo esto aumenta el riesgo de fatiga excesiva, sobrecarga no funcional y/o sobreentrenamiento.

Según te he ido siguiendo la pista, en tus últimas apariciones en simposios internacionales, has hecho innumerables presentaciones y conferencias sobre el Peaking o Tapering. Puedes contarnos de que va esto y porqué resulta de vital importancia afinar estos parámetros con suma precisión, en las planificaciones de atletas de élite?, y ¿qué hay del deportista amateur ?

El afinamiento (lo que la mayoría de la gente conoce como “la puesta a punto”) es una estrategia de entrenamiento que se utiliza a menudo para optimizar el rendimiento de cara a las grandes competiciones. Consiste en una reducción de la carga habitual de entrenamiento durante un periodo variable de tiempo, que suele variar entre una y cuatro semanas, con el objetivo de mantener o incrementar las adaptaciones producidas por el entrenamiento intensivo, al tiempo que se va disipando la fatiga acumulada. Este tipo de estrategia de preparación pude beneficiar tanto a deportistas de élite como a aficionados, siempre que la carga de entrenamiento previa haya sido lo bastante importante como para que la fatiga acumulada haya afectado a su capacidad de rendimiento.

¿Qué opinas de tipos como Kilian Jornet, que parecen superar los límites del rendimiento humano ?

Kilian es un auténtico fuera de serie, que además es feliz haciendo lo que más le gusta. Ha hecho de su pasión un modo de vida, y eso es a lo que aspiramos si no todos, al menos muchos de nosotros, ¿no?

A lo largo de tu carrera has hecho cientos de publicaciones dentro de la comunidad científica , y has lanzado varios libros. ¿Qué podemos encontrar dentro de esta última gran obra Endurance Training – Science & Practice y dónde podemos hacernos con una copia ?

Como se indica en el propio libro, “Endurance Training – Science and Practice” es una guía actual y completa para científicos del ejercicio y del deporte, estudiantes, entrenadores y deportistas que quieren conocer todos los entresijos de la preparación y la adaptación a las actividades de resistencia. El libro busca un estilo y un formato claros, pero para aquellos que se asustan con la palabra ‘science’, existe una versión simplificada de formato infográfico: “Endurance Training – Infographic Edition”. Tanto uno como otro se pueden adquirir a través de mi página:

libro

 

 

Infográfico

 

 

Mini Quiz :

¿Corres ? De vez en cuando. Me gusta alternar deportes (natación, ciclismo, carrera, fuerza, surf, montaña…).

¿Secreto oculto? Si es secreto y además oculto ya son dos razones para no revelarlo.

¿Te jubilarías en? Euskal Herria.

¿A quién admiras? A las personas inteligentes y buenas.

¿El libro más exquisito? Hay tantos… Pero uno de los que más me ha emocionado es “El canto general” de Pablo Neruda.

¿Tu mayor victoria /orgullo? Poder hacer lo que me gusta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *