Saltear al contenido principal

¿Un masajito?

Ve al fisio una vez al mes e invierte en tu futuro

‘Yo no me doy masajes de descarga’, ‘no los necesito’ o ‘con estirar bien, vale’, son frases clásicas de corredores aficionados, incluso expertos, ante la idea de darse masajes. ‘Quizás alguno antes y después de una prueba importante’, aceptan. Pues bien, aunque un entrenamiento defensivo, siguiendo las pautas que recomiendan los expertos, como descanso, horas de sueño, baños de contrastes frío vs caliente… mantendrían al corredor sano, el darse un masaje con una cierta periodicidad sin estar lesionado es una gran inversión de futuro.

El comienzo del párrafo anterior también aplica al hecho de que muchos corredores populares corren más de lo que pueden descansar, duermen menos de lo que necesitarían a raíz de sus entrenamientos por exigencias de la vida laboral o familiar y pocas veces se acuerdan de meter las piernas en agua fría.

En cualquier caso, es el masaje de descarga una costumbre poco arraigada entre los corredores aficionados. ‘El masaje es tan importante como un buen protocolo de estiramientos, el descanso o el no sobreentrenar. Con esto quiero decir que es una parte fundamental para un rendimiento óptimo del organismo de cara a la actividad física’, explica Alberto de la Iglesia, de la clínica FisioSport, por cuyas manos pasan cientos de corredores aficionados al año.

Así, el visitar a un especialista una vez al mes sería una periodicidad recomendable de cara a prevenir lesiones, las cuales, tienen un gran coste para el corredor aficionado. Por un lado, el económico. Curar una lesión suele requerir muchas más visitas que una al mes. Por otro, el emocional, el cual tiene un valor incalculable. Los corredores lo que queremos es correr y el no poder hacerlo nos sumerge en un estado que varía entre la tristeza y el cabreo.

De la Iglesia es ciertamente gráfico a la hora de argumentar la necesidad de pasar por unas buenas manos. ‘Siempre pongo el ejemplo de un vaso que se va llenando gota a gota, si periódicamente no lo vaciamos se desbordará. Eso mismo le pasa al músculo, con el entrenamiento se va fatigando y contracturando y necesita que regularmente lo descarguemos’.

Cuidado con el masaje puntual antes de una gran cita

Hay una situación en la que el masaje no sería aconsejable:antes de una gran prueba… en caso de que los meses antes el corredor no se haya dado ninguno. Si bien la mayoría de los corredores saben que no hay que hacer experimentos antes de esa gran carrera, se les olvida aplicar el sentido común con en esto del masaje. Lo cierto es que no siempre sienta bien, pues pueden aparecer pequeña contracturas al relajarse los músculos sanos, los cuales actúan de protectores naturales. ‘Hay que dejar claro que no es buen hábito tratarse tan sólo en caso de lesión o días antes de la prueba’, sentencia Alberto de la Iglesia.

Mariano González Saez, de Neurosport de Ávila, quien también trata a muchos corredores, así lo puntualiza. “Si un cuerpo ‘músculo’ no está acostumbrado a recibir un tratamiento pre-competición, lo más seguro es que lesionemos alguna estructura colágena ya sea ligamentosa, tendinosa y/o muscular. Si no se está acostumbrado habría que realizarlo muy suave, ¡Y muchas veces no es eficaz!! Y otras, el realizar un simple masaje en un músculo contracturado y no acostumbrado al tratamiento puede provocar microrroturas fibrilares que lesionaran al deportista durante la prueba”, advierte.

¿Y tú? ¿Hace cuánto tiempo que no te das un masaje? Igual deberías ir pidiendo cita.

Fuente: correr y fitness

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *